Archive for the
‘Vida’ Category

https://blogs.librodearena.com/myfiles/sergiocanovas/chacha.jpg

En México se presentan fenómenos que tal vez y
no existan en otros países, el comercio de personas es uno de ellos, tal vez y
suene un poco fuerte, pero el comercio de personas puede equipararse a la
esclavitud, practica no permitida por la ley, pero que a todas luces aún en
pleno siglo XXI todavía se hace presente.

La forma más común de comerciar con
personas se da día a día en nuestras fronteras, por un lado están los polleros
que cobran a los emigrantes el conocimiento y la técnica del cruce, estas
personas muchas veces vienen etiquetadas desde países del centro América y en
otras ocasiones de distintos estados de la república, donde un coyote vende los
tramites de pase a otro coyote fronterizo, así se viene formando una cadena
humana de comercio de personas, donde se coluden transportistas, taxistas,
acomodadores, polleros, narcotraficantes y finalmente para  terminar el ciclo están los lavadores de
dinero.

Pero existe otra forma de comercio de personas
que sé esta haciendo cada día presente en nuestras ciudades: el comercio de
trabajadoras domesticas. En este fenómeno se ven involucradas distinguidas
señoras de sociedad las cuales bajo claros esquemas participan en un verdadero
mercado de trabajadoras domesticas, todas ellas importadas de estados pobres
del centro y sur de nuestro país.

Así pues vemos casas de familias “bien”
trabajando no solo una, sino varias muchachas de rasgos indígenas, las cuales
hacen las labores de limpieza, cocina y cuidado de los infantes. Este fenómeno
en si se ha convertido ya en una forma de medir el “estatus” social, en el cual
la que no tenga una “chacha” no esta “in”. Por otro lado el tener trabajadoras
domesticas permite a las señoras del hogar no estar esclavizadas al mismo y
darse más tiempo para el cafecito, la jugada y la “guaguareada” con las amigas.

La cadena empieza, según una fuente muy bien
informada, en el contacto por medio de una trabajadora domestica ya radicada en
la ciudad con otra muchacha de su “pueblo”, ahí comienza la negociación con la
familia de esta persona. Cabe mencionar que el pueblo o comunidad esta casi
siempre hundido en la más vil miseria y la familia por solo unos pesos estaría
más que dispuesta en dejar ir a una boca menos que alimentar y mantener. De ahí
se pacta el transporte, por lo general es recomendado el aéreo ya que se han
dado casos de muchachas que por su ignorancia, analfabetismo y poco mundo se
pierden en el camino.

En la llegada a la cuidad destino, la futura
trabajadora domestica tiene que ser recibida por su patrona, esto es muy
necesario ya que se dan casos de piratería debido a la alta demanda de este
tipo de “mercancía”, esta piratería se puede llevar a cabo en el mismísimo
aeropuerto donde muchas veces son varias las patronas que esperan su “paquete”
y al no llegar pues recurren a ofrecer más dinero a las otras muchachas que ya
vienen con porte pagado.

Una vez que la muchacha se instala en su futuro
hogar, comienza la tarea de domesticación, tal vez y suene fuerte, pero así se
refirió mi fuente con respecto a la educación de la muchacha, educación que no
necesariamente involucra una escuela, sino que tiene que ver con cosas tan
sencillas para usted y para mi como el uso del baño y del objetivo del papel
sanitario. En cuestión de hábitos alimenticios se les enseña a comer carne,
pizzas, hamburguesas y utilizar los cubiertos (generalmente su dieta original
es muy básica: chile, frijoles, maíz), hasta me toco ver como le enseñaban a
agarrar un taco a una muchacha recién llegada.

Desde su llegada comienza la transformación de
la misma persona, se comienza a vestir mejor, ya que generalmente vienen con el
cambio de ropa que traen puesto, duerme bien en una cama acolchonada, tiene un
techo seguro, cómodo y bien refrigerado durante el verano, calientito durante
el invierno.

La gran mayoría recibe una remuneración por su
trabajo, la cual puede variar con el tiempo y las habilidades aprendidas, así
pues comienzan también a mandar dinero a su familia. La paga muchas veces se
incrementa, la demanda de muchachas que no estén “maleadas” lleva a otras
personas a ofrecerles más dinero por sus servicios, lo cual suele ser motivo de
enojos entre señoras las cuales muchas veces no se hablan por años.

El lenguaje de ellas se transforma, algunas
casi no hablan español, después de un año ya platican igual que su patrona, con
el mismo tonito, señas y gestos. Además muchas de ellas asisten a la escuela,
esto cuando bien les va y así aprenden a leer y escribir.

Al preguntarle a mi fuente de información, que
a su vez era patrona de una de estas muchachas (su tercera importación, las
demás se las piratearon sus “amigas” del café), sobre si consideraba esclavitud
y comercio de personas lo que ella hacia, me dio una respuesta negativa, para
ella esto es hacerle un bien a alguien al sacarlo de la miseria, es una
relación ganar-ganar. “La muchacha ofrece sus servicios, se le paga por ello,
hay una derrama económica en su pueblo, la muchacha progresa y sigue adelante
con su vida, vida que no tenia futuro ni presente en su pueblo natal” me
comento la entrevistada.

Pero siempre hay dos caras de la moneda, como
puede ser una patrona buena, también las hay malas, las cuales se aprovechan de
la ignorancia de estas muchachas y las explotan y maltratan vilmente, no les
pagan ni un centavo y a cambio de comida, estancia y techo les piden sus
servicios. También la gran mayoría de estas muchachas son menores de edad,
niñas aun, agravando el problema de explotación.

En si las trabajadoras domésticas representan
un sector de la economía informal que debería ser regulado y vigilado. La
afiliación de estas a seguros de salud básicos, prestaciones básicas que
debieran ofrecer bajo la ley y otros beneficios extras deberían de ser
contemplados por las autoridades, así como también la vigilancia estricta de
que no se comercie con menores de edad, ya que en su pueblo natal prácticamente
las venden.

Las personas buscan siempre el progreso por
naturaleza, pero debemos de evitar la explotación y el comercio de estas
personas que lo buscan. No se vale el argumento de sacar a alguien de la
pobreza extrema para sumirlo en la extrema explotación.

*Publicado el Jueves 25 de Enero del 2001 en la sección editorial de Frente del periódico El Imparcial.

   https://www.decorahoy.com/wp-content/uploads/2009/10/christmas-tree-white-room-htours1206-de.jpg

     El vestíbulo de aquella tienda se
veía hermoso, ángeles, esferas, musgo, estrellas, caramelos y listones dorados
colgaban del fastuoso árbol de Navidad. La encopetada señora miraba lelamente
el repollado árbol, su brillo contrastaba con el de las joyas que adornaban la
figura de la conocida dama de sociedad, esposa de u empresario de abolengo,
rica desde su cuna y proveniente de cepa fina.

    La dueña de la lujos atienda de
regalos se desvive e atenciones hacia la distinguida dama, “¿no gusta un café o
un refresco?, pregunta interesada la señora, “un café con crema por favor?,
contesta con la sonrisa cristalizada en sus labios. Pasan pocos minutos para
que le sirvan un café en tazas de porcelana con un filón de oro y estampadas de
flores azul cobalto.

    “El árbol fue confeccionado en
Phoenix, los ángeles con movimiento los trajimos de Saks en New York, los
listones son de San Antonio, y las esferas fueron traídas directamente de
Copenhague”, dice la señora levitando cejas, moviendo manos y acentuando
correctamente cada una de las ciudades origen.

    “Está divino, divino de verdad, es
una chulada de árbol”, expresa la dama no dejando de mirar ni por un instante
el juego de luces y colores que destellan y emanan del follaje. “¿Y cuesta..?”,
pregunta con cara de interrogación. “Sólo veintisiete mil pesos, una verdadera
ganga si lo comparas con el que está en la tienda Saks del Park Mall en
Tucson”. “Me lo llevo”. Con un rápido pero elegante movimiento de manos, la
elegante dama saca su chequera, firma el papel con figuras impresas como fondo
y lo extiende a la dueña de la tienda.

    Esa Navidad lución hermoso el árbol
en la espaciosa sala de una mansión de la colonia Del Pitic, sus anfitriones
recibieron la noche de Navidad brindando con champaña, vino blanco francés y
una copa de coñac. La cena fuer servida por los sirvientes, con sus humos y
envolvió todo el espacio con aromas dulces. El árbol dio frutos, bajo su manto
se extendieron numerosos regalos envueltos y enmoñados con papeles
multicolores. Todas sus luces brillaron con expectación, cumplió su misión, dar
felicidad, lujo, magnificencia y luz a esa Navidad de primera.

    Esa misma noche, en ese instante,
una humilde casa de la colonia Invasión María López, que se sostiene con cuatro
barrotes de apolillada madera, que cubre a sus habitantes con aceitados
cartones como paredes y techo, que se da calor con una lata de aceite como
improvisado brasero, ahí, una madre arrulló a su bebé, el joven padre de
familia brindo con una caguama en mano y la ofreció a sus amigos presentes, los
chamacos se revolcaron en el compactado piso de tierra jugando con un carro de
tres ruedas, esa Navidad no hubo cena, solo la compañía de los suyos. La luz de
una extensión multicolor que adornaba el changarro contiguo los iluminó toda la
noche.

    México, país de contrastes a todo lo
largo y ancho de su geografía, país de lujos y de miseria, país de ricos
extremos y pobres miserables, país donde pocos tienen en sus manos mucho y
muchos tienen en sus manos poco. País de ciegos, sordos y mudos, donde nunca
pasa nada y toda situación está muy bien y bajo control. México, país de
Pobres.

 

*Articulo
publicado el Viernes 27 de Diciembre de 1996. Sección Editorial del Periódico
El Imparcial.
Columna De Frente por Sergio Zaragoza Sicre.

 

Es un video claro, de buena imagen y mejor sonido, YouTube demuestra la forma en que una red social pública guardará testimonios para toda la vida. Distinto a la televisión normal, YouTube almacena, cataloga y preserva la historia de muchas personas, la historía mísma del país.

En uno de esos videos aparece la primera parte de la saga del ex-candidato a la presidencia por el PRD Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Rafael Acosta, alias “Juanito”. Al navegar por YouTube se puede encontrar toda la historia de esta telenovela política, un caso digno de ser estudiado por las más brillantes mentes de la política internacional y de los especialistas en crisis política.

Una imagen dice más que mil palabras, pero un video dice el doble ya que tiene movimiento, lenguaje corporal y verbal. Analicemos poco a poco lo que pasa en este video donde inicia el conflicto polìtico por la delegación Iztapalapa.

AMLO comienza con su dedito bailador y su tono marcadamente autoritario a dar las indicaciones de lo que será la toma de iztapalapa. Sus primeras palabras son proféticas, es una decisión historica la que tomará la asamblea compuesta por una masa anónima que solo corea afirmaciones a cualquier palabra del general que dicta sus órdenes desde el estrado.

De manera clara AMLO describe como será el movimiento para hacer ganar al PT, explica que una vez que gane el PT, su candidato electo legalmente renunciará, y sera el jefe de gobierno, su amigo Marcelo Ebrad, sobre quien recaerá la decisión de nombrar a un interino, propondrá a la asamblea a alguien, en este caso a alguien ya negociado la Sra. Clara Brugada la candidata prohibida por el tribunal electoral y candidata de AMLO por esa delegación. Todo hasta ahi bien planchado y almidonado políticamente.

Minuto 2:06, mientras AMLO dice que sera Clara Brugada, Juanito cabizbajo y sin expresión niega la afirmación, y contrasta con la emoción de las personas que están detrás de López Obrador. Procede entonces AMLO a repetir la estrategia, porque dice “lo voy a repetir porque quiero que quede muy claro”, y lo hace, deja las cosas en claro a la anónima multitud. Aquí viene mi primer pregunta: le habrá quedado claro a López Obrador lo que proponía públicamente?, al parecer no.

Sigue AMLO explicando la estrategía, la gente se emociona cuando dice que hará campaña ahí, casa por casa, que hará volantes explicándoles que voten por el PT, votar por clara es equivocado porque votarán por la candidata impuesta por el tribunal. De nuevo confusión, que puede entender la gente de tribunales, candidatos impugnados y maniobras electorales truculentas para hacer ganar a esa candidata inexistente.

Minuto 3:35 AMLO se desvive en elogios para Clara Brugada, una mujer de principios dice, mientras a su lado Juanito permanece inexpresivo, voltea al suelo, no se le ve júbilo en su expresion facial, las palabras que su ídolo, el presidente legítimo de México, dice a su contendiente politica por Iztapalapa no le causan la menor gracia.

De nuevo Andrés Manuel es profético, minuto 4:10, es un asunto inédito dice, algo que nunca se ha visto. Y efectivamente en ninguna democracia que se precie serlo se había dado una simulación pública como esa.

Minuto 4:48, comienza a resurgir el verdadero Juanito, una mujer a sus espaldas le habla al oído, y le pasa su banda, la famosa banda tricolor con su nombre en letras doradas que dicen: Juanito.

Minuto 5:10 AMLO explica de nuevo la maniobra, como cruzar votos, por quien, le falla por unos segundos el nombre del partido, ya hasta él mismo se ha confundido, le soplan el nombre del partido, es el PT.

Minuto 5:25, le gritan del público, “quien es”, voltea López Obrador, se dirije al candidato que está con él, sabe quien es pero no sabe como se llama, Juanito se le acerca le susurra su nombre, dos veces lo hace, Juanito no le sostiene la mirada, agacha su cabeza y ve al suelo. López Obrador por primera vez dice el nombre de Rafael Acosta en su vida pública, ahí nace políticamente Juanito, es ungido candidato ganador. Ese nombre en unos meses jamas se le borraría de su mente.

Minuto 5:38, AMLO le dice a Juanito, que no se la vaya a creer, no va a ganar por sí mismo, ganará por su fuerza y por su movimiento. Juanito por primera vez ríe, ríe a carcajadas. 5:59 López Obrador alaba a Juanito, un hombre de la resistencia dice, y esta seguro que no se va a rajar, Juanito levanta el brazo y pasea su bandana por los aires. La seguridad de que no se iba a rajar hoy esta en entredicho.

Minuto 6:05 como la pintura de Napoleón, Juanito se autocorona y nace el nuevo Emperador de Iztapalapa, Don Juanito I. Esto merece un lienzo.

6:33 Andres Manuel López Obrador tiene que consultar a un acordeón que le pasaron para acordarse del nombre de su compañero, titubea, y lo dice por fin: “nuestro compañero Rafaél Acosta”. Craso error, Rafael Acosta es Inexistente, quien estaba ahí era Juanito, ya con su corona de Emperador. Rafael Acosta me entregará su renuncia dice AMLO, Juanito voltea inexpresivo, no asienta con la cabeza, se nota una ligera negación.

Minuto 6:50, AMLO dice: “que sea Clara la jefa delegacional”, Juanito ríe, voltea levemente hacia donde esta Clara y ríe con una mueca sarcástica.

Minuto 7:38, dice AMLO consultando su acordeón para no olvidar el nombre por tercera ocasión “vamos a decirle a Rafael Acosta”, en ese momento es interpelado por el candidato del PT “Juanito”, parece decirle su verdadero nombre, López Obrador corrige y pone el nombre de Juanito junto con el de ese desconocido que es Rafael Acosta.

Minuto 7:50 propone de nuevo que renuncie, Juanito se rasca la cabeza, toma profundamente aire, saca el pecho, levanta la cabeza, saca la lengua como para remojar sus labios secos. Continua escuchando la retahila de López Obrador donde explica de nuevo la maniobra, una vez más.

Minuto 8:00, AMLO pregunta si renunciará, Juanito arrebata el microfono se acerca y dice “Si lo cumplo por nuestro presidente legítimo”. Andrés Manuel López Obrador voltea al lado opuesto donde Juanito no puede verlo, sonrie con una mueca, supongo yo que por su mente paso: “ya chingamos este arroz ya se coció”.

Minuto 8:18, después de los vítores y unos segundos de escuchar a su público, alguien llama a López Obrador, pidiéndole lo que a continuación sucede, una toma de protesta. 8:22 con v
oz de trueno y general como hablándole a un criado, AMLO le dice “¡haber protesta!”, Juanito protesta: “por todo lo que le convenga a nuestro país, a nuestro presidente legítimo y luchemos por México”.

Minuto 8:43 AMLO voltea con Clara Brugada, se hace un paneo, se cruzan miradas, el pensamiento fue mutuo de nuevo: “ya chingamos, como es de pendeja la gente”. Pensamientos enmarcados en una sonrisa socarrona, una postura de cuerpo relajada y una expresión facial coincidente a tales pensamientos.

Minuto 9:02, explica que todavía hay posibilidades para que el tribunal le de para atrás a la inhabilitación de Clarita y entonces todo ese circo quedara sin efecto y será Clara Brugada la candidata. La masa anónima de personas se confunde más. Pide receso, la gente corea un ¡No!, la verdad creo que ya querían irse o terminar el suplicio de pensar en tanta maroma.

“Que levanten la mano los que estén de acuerdo” la cámara panea hacia el público, sillas vacías, viejitos levantando la mano, rechiflas y más manos arriba, muchas de ellas solo saludando. “Que levanten la mano los que están en desacuerdo” otro paneo, pocas manos arriba, y las que están tienen celular en mano tomando peli o foto al mesías político.

“Está tomada la decision, el pueblo de México lo demanda”, así cierra en el minuto 10 Andrés Manuel Lopez Obrador su pacto con un personaje inexistente llamado Rafael Acosta, mientras su alter ego es autocoronado Emperador de Iztapalapa: Don Juan I.

Si tan sólo hubiéran visto este video hubiéran leido entre líneas que Juanito no renunciaría, que Juanito es un vago de primera, que Juanito sí supo jugar el juego político, y que Juanito según la Constitución y las Leyes que de ella emanan es legítimamente el Delegado de Iztapalapa.

 

 

 

 

 

 

 


Cuenta la leyenda que
una vez se reunieron un grupo de amigos con sus esposas e hijos para hacer un
campamento. Todo iba muy bien hasta que comenzaron los regaños maternales. “Hijo,
no te metas al agua”, “cuidado que te pican las abejas”,
“ven acá chamaco para secarte que te vas a resfriar”, “hay que
hacer la comida, ya es hora”, “niño ponte bloqueador que esta muy
fuerte el sol”, “hombre que estas metiendo arena dentro de la carpa
de campaña sacúdete los pies antes de entrar”, esto con una larga letanía
de cosas que pacientemente observaban y estoicamente acataban los papás y los
hijos.

    Así
fue que hace un poco más de seis años este grupo de papás se revelaron ante el
matriarcado para crear un concepto único y muy especial, el campamento Coyote
Iguana. La principal regla: Prohibido que asistan madres de familia o cualquier
mujer mayor de edad con alguna conexión con el papa o los hijos con la cual
pudiesen despertar algún instinto maternal irreversible.

    En
un principio los campamentos eran de no más de una docena de carpas y carros,
unos amigos invitaban a otros y se corría la voz, se hacia una vez por año
generalmente a finales de marzo ya que acabara el frío y no hiciera tanto
calor. La sede se cambiaba según los asistentes, a veces en la playa de la Ona,
cerca de la Isla del Tiburón y Punta Chueca, otras veces en la playa San Nicolás
y en otra ocasión cerca del estero de Santa Rosa.

    Conforme
pasaron los años la organización se hizo mas profesional, ya se organizaban los
padres a través de correos electrónicos. Se mandaron a hacer camisetas, calcomanías,
gorras y pulseritas. Los concursos improvisados en un principio se
institucionalizaron. El concurso de pesca, el de castillos de arena, las
carreras de sacos, el tiro al blanco.

   En el
ultimo par de años se hacen dos eventos anuales, uno a finales de Marzo y el
otro a mediados de Octubre, teniendo como sede permanente la playa de San Nicolás
frente a las imponentes dunas de arena.

    Hoy
en cada Coyote Iguana se puede esperar una asistencia minima de 150 personas
incluyendo a niños, cientos de carpas, carros, sandboards, motos, utensilios de
pesca y las últimas modalidades de carpas de campaña.

    El
convivio con los hijos inicia desde que se hace la compra en el supermercado
para el campamento, lo conveniente es ir con los hijos horas antes de partir y
comprar todos los víveres. Por lo general se deja que los hijos escojan lo más
nutritivo y proteínico para sus pequeñas mentes. Gansitos, Pingüinos, totopos,
panecillos, sodas de todos sabores, es lo primero con lo que se va llenando el
carrito. Los papas echan su cerveza, carne para asar, o de plano un frasco con
mayonesa, un paquete de jamón y uno de pan para sándwich. La regla no escrita:
no les pasara nada a los hijos si comen gansitos y sodas por un fin de semana.

    El
campamento es altamente esperado por los pequeños y por los grandes. Es un fin
de semana de liberación, de convivencia pura padre e hijo, sin cortapisas y con
libertades totales. Si no te quieres quitar el agua salada, no te la quites
mijo. Que no me quiero lavar los dientes, ni cepillo te traje mijo. Apá voy a
subir la duna, me meteré al mar, iré a las piedras, adelante hijo, haga lo que
le plazca su gana.

    La
divina providencia y muy seguramente las bendiciones de las madres acompaña a
estas familias, nunca en muchos años de convivencia ha pasado algún accidente,
fuera de las picaduras de aguamala que normalmente calman con los orines de algún
compañero caritativo.

Los hijos conviven libremente con otros niños y niñas,
los padres despreocupadamente se sientan en sus sillas a ver el mar y platicar
con sus amigos, no hay ningún grito, los estéreos tocan a volumen regular los éxitos
ochenteros, todo es paz, tranquilidad y calma. Por las noches los asadores
comparten su carne, la hieleras son libres, todo es un gran entramado social
compartido y feliz.

    En
un campamento de estos se puede observar de todo, desde los papás que cargan
hasta con lo ultimo de tecnología para acampar, carpas con sala comedor, cocina
y baño, planta de luz, extensiones de luces navideñas, motocicletas para arena
y todos los juguetes habidos y por haber. Los hay mas prácticos y
experimentados ya que la vida les ha dado la experiencia de que todo lo que se
baja del carro se tiene tarde o temprano que volver a subir, limpio de arena o
en su defecto lavarlo en casa.

La novatada es pagada
por todos y cada uno de los padres, las dunas de abajo se ven bajitas y fáciles
de subir, los niños las suben rápido y las bajan corriendo. Los papás
probablemente solo lo hagan una vez, una vez en su vida y aprenden la lección.

    La
convivencia por las noches es extraordinaria, se prende una gran fogata, el Tío
Perro García cuenta con su voz rasposa y chocarrera la historia del Coyote
Iguana y la de Lola Casanova, cada año la cuenta distinta, pero siempre muy
divertida. Los niños se arremolinan alrededor de la fogata con sus papas y los
mas atrevidos cuentan chistes o historias de miedo en el altavoz. Se tiran
cohetes y fuegos artificiales, y cuando se deshace la fogata cada quien toma su
lámpara y se ven luces moviéndose por todos lados, son los niños que corren de
un lado para otro, mientras los papás preparan algo parecido a la cena o se
toman unas cervecitas para comentar el día con los amigos.

Desde un inicio el
campamento Coyote Iguana ha sido un factor de unión de familias hermosillenses,
cada vez son mas los padres de familia que se unen. Mi reconocimiento a los
fundadores de este movimiento, al perro García, al Abraham Romandía, al Oso, al
gringo viejo de Kino, al chileno, al Bob Limón y a todos los padres de familia
que año con año hacen posible que esto siga creciendo y alimentando la
convivencia entre padre e hijo.  Nos vemos el próximo Coyote Iguana!


Pablo y el Coppel preparandose para surcar la duna cuesta abajo en sus veloces dispositivos.

(foto cortesía del papá de pablo que tambien subio la duna)


Todo tranquilo bajo el sol y sobre la arena.autoalimentándose con sandwich y sandía.


Compañeros veteranos sobrevivientes de ya más de 6 campamentos Coyote Iguana.


Niños en playa hidratandose con juguitos y esperando ya la salida.

El Molina vigilando a sus crios bajo la sombra de la carpa, en su mano una bebida refrescante de malta (no vista en la foto).

El tocayo Araiza preparandose unas almejas reyna recien sacadas del mar.(cuando le preguntaron esa mañana pescador que las vendió que si eran frescas contesto: “son de hoy en la tarde”)

Abnegados padres de familia sufriendo las inclemencias del sol.