Archive for the
‘Empresa’ Category

Los estadounidenses quieren a Pemex, lo quieren
desde que Lázaro Cárdenas lo expropió, lo quieren hoy más que nunca, y
el precio está sujeto a negociación.

El Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica ha puesto a
consideración del Gobierno mexicano el abrir pláticas sobre acuerdos
migratorios siempre y cuando esté abierta la posibilidad de la compra o
inversión extranjera en Pemex.

La respuesta del Gobierno, en su totalidad, fue abrumadora; el Congreso
dijo no, el presidente Fox dijo no, y todos sus colaboradores hicieron
estribillo en la negativa. La respuesta siempre iba acompañada de la
demagógica frase: “Pemex no se vende porque es patrimonio de los
mexicanos”.

Yo soy ciudadano mexicano, como así lo consta mi acta de nacimiento y
mi pasaporte expedido por la Secretaría de Relaciones Exteriores. Me
sorprende gratamente saber que tengo una empresa multimillonaria para
la cual hay buenos postores de compra. Como dice el viejo refrán de los
negocios: “Si te venden, compra; si te compran, vende”.

Hoy estamos todos los dueños de Pemex, es decir usted y yo, siempre y
cuando usted tenga sus papeles de ciudadanía al día, ante la cómoda
posición de venta con una oferta de por medio, esto en los mercados se
traduce como una postura favorable.

Pero veamos cuánto vale nuestra parte de Pemex. Según el último censo
del Inegi del año 2000, en aquel tiempo éramos 97.4 millones de
mexicanos, quítele o agréguele el crecimiento demográfico y podemos
cerrar cómodamente la cifra en 100 millones de ciudadanos mexicanos.

Pemex, según los últimos datos de la revista Expansión, es la empresa
número uno de nuestro País, en cuanto a su valor de activos. El
problema es que en mis treinta años de vida no he visto un solo estado
de resultados, no se me ha invitado a ninguna junta de consejo y no he
visto un solo peso de dividendo de una empresa que es mía, según lo
afirma nuestro Gobierno.

Aún así puedo conocer según esta revista su capital social: 127,919
millones de pesos, con activos que ascienden a 560,064 millones y una
deuda de 432,145 pesos. Tiene nuestra empresa buenos números,
atractivos para cualquier inversionista.

Si dividimos el número de mexicanos entre el del capital social de
nuestra empresa nos da una cantidad de 1279.19 pesos por cada mexicano.
Si a esto le agregamos nuestra posición favorable de venta, podemos
decir que yo no vendería mi acción a menos de 20 veces su valor, es
decir, pido 25,583.80 pesos por mi parte de Pemex.

He consultado también a mi familia, mi esposa pide un poco menos por su
parte, ella siempre ha sido más comerciante que yo. La parte de mi hijo
también la vendería, como tutor de ella la pondría en un fondo para
costear parte de sus estudios en escuelas particulares. Y luego luego
nos pondríamos manos a la obra a concebir un hijo para que venga con su
torta marca Pemex bajo el brazo, antes de que se acabe la oferta de los
estadounidenses.    Creo que a como está el negocio del petróleo, las tecnologías
emergentes de celdas de combustible, los plásticos de origen vegetal
diseñados por medio de ingeniería genética, la nanotecnología y cientos
de avances que están tocándonos ya la puerta de nuestras casas, el
petróleo ya no será negocio en un futuro cercano.

Por otro lado, esta empresa en manos más eficientes, producirá más
riqueza al corto plazo, me darán más barata la gasolina y con más
tecnología de por medio. Como ejemplo pongo la última vez que llené mi
tanque de gasolina en Estados Unidos, hace una semana aprovechando el
dólar barato y el puente del 1 de mayo, me costó 20% más barata, y
traía aditivos y detergentes para limpiar los inyectores de a gratis, y
aparte me rindió muchísimo más que su contraparte Premium mexicana.

La oferta que hago es tentadora, sólo espero que los estadounidenses no
se hagan bola frente a la puerta de mi casa, porque puede que hasta le
suba el precio, así que: ¿Qué le parece marchante estadounidense, ¿le
entra a mi oferta, hoy que estoy baratero?

Publicado en el periódico El Imparcial, sección De Frente el 13 de Mayo del 2003.

 

            Hace unas semanas cuando llegaba de
un viaje y me bajaba en el Aeropuerto de Hermosillo vi como había una alfombra
roja tendida, la alfombra era larga y salía desde el área protegida hasta la
orilla de la pista.

            El área de migración, hasta donde
llegaba la alfombra roja, se encontraba repleta de funcionarios, periodistas y
fotógrafos. Al intercambiar palabras con uno de ellos mientras pasaba la aduana
me explicó brevemente que se trataba del comité que recibiría a inversionistas
orientales.

Ahora la escena cuadraba, se había preparado el
ambiente necesario para apantallar a los empresarios Chinos, los cuales
traerían la nada despreciable suma de 100 millones de dólares para invertir en
empresas del ramo textil.

            Esto sucedió durante el mes de mayo,
un mes después se cumplía un aniversario más de la expulsión de los chinos en
Sonora, aniversario que pasó desapercibido para el gobierno, funcionarios,
historiadores y la gran mayoría de habitantes del estado. Se presentaba pues
una gran paradoja, por un lado se expulsa a los chinos y por otro setenta años
después se les invita a hacer lo que fue la causa de su expulsión: la creación
de negocios.

            En junio de 1931 se dio inicio la
expulsión oficial de los chinos de Sonora, el entonces gobernador Rodolfo Elías
Calles, victima de presiones populares, promueve una ley que se implementaría
justamente ese mes, la cual limitaba y regulaba exclusivamente y de manera
excesiva a las empresas administradas, operadas y apropiadas por chinos.

            Básicamente esta ley buscaba regular
el capital chino de tal forma que fuera imposible para estos el operar sus
negocios. Aún así algunas empresas chinas subsistieron de acuerdo a esta ley,
pero el tiro de gracia fue cuando se les obligó a vender sus posesiones en
menos de quince días para luego ser deportados.

            En aquel entonces el revés y las
repercusiones para la economía de Sonora fueron impresionantes, así como
también las oportunidades surgidas. Por un lado brotaron oportunistas que
aprovecharon la ocasión para hacerse de negocios baratos y completamente
desarrollados. Por otro lado el gobierno dejó de percibir los impuestos que
pagaban los empresarios chinos, la disminución de la recaudación a su vez causó
problemas de inversión en infraestructura en un estado que apenas se recuperaba
de los estragos de la revolución. También hay suposiciones, hoy prácticamente
imposibles de comprobar debido a la desaparición de archivos históricos, de que
el éxodo chino fue uno de los detonadores del quebranto del Banco de Sonora.

            Setenta años después, el presidente
Fox elogia al gobernador Armando López, por ser el artífice de esta nueva ola
de inversiones en nuestro Estado, perdiendo así ambos mandatarios la
oportunidad de oro de disculparse oficialmente con los funcionarios y
empresarios chinos por los agravios del pasado. ¿O no se merecen los chinos una
histórica disculpa?

            El detestar la inversión extranjera
sería detener el crecimiento en un estado donde el inversionista local poco hace
por detonarlo. A falta de riesgo local, el gobierno busca a los arriesgados
inversionistas extranjeros, el punto álgido está en el poco o nulo análisis por
parte del gobierno sobre la situación histórica, la falta de un estudio de
impacto sobre los posibles choques culturales y por ultimo el importantísimo
punto de debate sobre las relaciones bilaterales con Estados Unidos, principal
inversionista extranjero en Sonora.

            Durante los últimos años se ha
presentado una tensa relación entre China y Estados Unidos. Sus diferencias
diplomáticas, militares y comerciales son marcadas. Justo en el ultimo
altercado entre ambos países debido a un accidente aéreo, salieron a relucir
cuestiones que nunca se habían presentado. Altos mandos militares cuestionaron
las inversiones de los grandes consorcios automotrices estadounidenses en china
continental, esto debido al carácter estratégico de estas fabricas en caso de
conflictos bélicos.

Los analistas militares se remontaron a la
época de la segunda guerra mundial donde las fabricas automotrices, hoy en plan
de extinción en territorio americano, se transformaron en fabricas de armamento
bélico. Con la inversión directa de estos consorcios en China, Estados Unidos
pierde capacidad bélica y China gana potencial estratégico-militar.

También se teme que al haber roces entre estos
dos países, se afecten los intereses económicos de estos grandes consorcios,
causando así efectos adversos en sus cotizaciones en los mercados de valores y
la búsqueda de intervención de estos inversionistas en problemas puramente
diplomáticos  o militares.

            Es de suponerse que el gobierno de
los Estados Unidos no ve con buenos ojos la inversión China a pocos pasos de su
frontera. Ante ellos estos hechos pueden recaer en asuntos de seguridad
nacional.

            Seria muy interesante observar el
comportamiento de todos los actores de esta nueva etapa en la historia de la
inversión extranjera de sonora. Definitivamente bajo otros esquemas y
escenarios parte de la historia se esta repitiendo. Estamos condenados a
repetirla y pecaremos de arrogantes e ignorantes si no estudiamos profundamente
nuestro pasado.

            Es papel del gobierno el incentivar
el empleo, provenga de donde sea, pero también es su obligación el buscar que
las inversiones tengan solo aspectos positivos para la sociedad y el entorno
económico de la región.

La cultura china es milenaria y
tradicionalista, esta no cambiará por los escenarios que se le presenten. Ellos
tienen formas muy particulares de hacer negocios, así que tendremos que
presentar los escenarios legales para que se atengan a ellos, Los choques
culturales también se presentarán al ser dos culturas distintas las que
trabajarán juntas.

Tenemos la obligación de echar un vistazo al
pasado hoy que se presenta una renovada dependencia económica en Sonora hacia
el capital, tecnología y empresariado chino, solo hay que esperar que la
factura histórica del pasado no sea esta vez “cobrada a lo chino”.

*Publicado en el periódico el Imparcial el 3 de Julio del 2001. Sección editorial de Frente.

 

¿Cuál será el valor de los mercados en México?. ¿Tendrá la CIRT o COFETEL tales datos para radio y televisión? ¿Serán estos públicos?.

 El valor de la información  para la toma de decisiones es vaya la redundancia Invaluable, con el destrabe de COFETEL y la posible creación de un organismo autónomo parecido al estadounidense (FCC), se espera que se de una mayor apertura del espectro radioeléctrico en mercados que están libre de competencia y saturación, inclusive en mercados competidos todavía existe espectro televisivo disponible en las bandas de UHF y mayormente ahora con el futuro esquema digital donde se podrá dar el multicasting o televisión de varios canales digitales.

La digitalización forzada de la televisión y radio abre ventanas de inversión importantes donde el valor del mercado juega un papel preponderante para la toma de decisiones.

Y sólo para caernos de la envidia, les presento los valores de las ventas por ciudad en millones de dolares, presentare las principales 50 ciudades. la informacion es de Arbitron, y es información pública.

1. Los Angeles, CA (698,000)
2. New York, NY (560,200)
3. Chicago, IL (441,100)
4. Dallas-Ft. Worth, TX (303,500)
5. San Francisco, CA (274,000)
6. Houston-Galveston, TX (267,800)
7. Atlanta, GA (267,500)
8. Washington, DC (245,000)
9. Boston, MA (225,200)
10. Miami-Ft. Lauderdale-Hollywood, FL (223,400)
11. Philadelphia, PA (217,400)
12. Phoenix, AZ (190,900)
13. Seattle-Tacoma, WA (174,800)
14. Detroit, MI (159,500)
15. Minneapolis-St. Paul, MN (140,300)
16. Denver-Boulder, CO (137,800)
17. San Diego, CA (136,900)
18. Tampa-St. Petersburg-Clearwater, FL (110,000)
19. Baltimore, MD (103,600)
20. St. Louis, MO (99,200)
21. Orlando, FL (98,800)
22. San Antonio, TX (98,600)
23. Sacramento, CA (98,400)
24. Portland, OR (95,400)
25. Cincinnati, OH (83,700)
26. Pittsburgh, PA (81,600)
27. Puerto Rico (80,900)
28. Charlotte-Gastonia-Rock Hill, NC-SC (80,700)
29. Salt Lake City-Ogden-Provo, UT (80,400)
30. Cleveland, OH (77,600)
31. Kansas City, MO-KS (76,600)
32. Austin, TX (74,600)
33. Las Vegas, NV (73,100)
34. Milwaukee-Racine, WI (73,100)
35. Columbus, OH (67,800)
36. Indianapolis, IN (65,900)
37. Raleigh-Durham, NC (64,600)
38. Hartford-New Britain-Middletown, CT (58,800)
39. Nashville, TN (58,000)
40. Norfolk-Virginia Beach-Newport News, VA (53,600)
41. Buffalo-Niagara Falls, NY (52,700)
42. New Orleans, LA (50,400)
43. Jacksonville, FL (50,100)
44. West Palm Beach-Boca Raton, FL (48,300)
45. Oklahoma City, OK (44,500)
46. Richmond, VA (43,300)
47. Birmingham, AL (41,900)
48. Louisville, KY (41,800)
49. Nassau-Suffolk, NY (41,000)
50. Providence-Warwick-Pawtucket, RI (41,000)

¿Cuando tendremos una lista de las principales 50 ciudades y su valor comercial para el mercado exclusivo de la televisión?

                  Es interesante escuchar a
nuestros gobernantes cuando hablan de inversión, creación de empleos, subsidios
y otras palabras que no deberían de formar parte de su vocabulario. Si en mis
manos estuviera formular leyes, haría una que les prohibiera a todos los
políticos pronunciar dichas palabras sin su debido respeto, cuidado,
conocimiento de causa y admiración. “Prometo generar un millón de nuevos
empleos al año” dijo Fox en repetidas ocasiones durante su campaña, usurpando
así el papel de los empresarios, los cuales son los únicos creadores auténticos
de empleos.

                No hay cuentas serias al
respecto, pero seria muy útil saber cuantos empleos se pierden por cada uno que
“genera” el gobierno, es decir, la única forma que puede un gobierno generar
empleos es contratando burócratas, los cuales se pagan con los impuestos que
salen de los bolsillos de los empresarios y ciudadanos, recursos que pueden ser
utilizados en inversiones de infraestructura que ayuden y alienten a las
empresas a crear empleo. El gasto corriente, o sea el que dedica el gobierno
parcialmente en el pago de salarios y otros gastos ha ido en aumento año con
año.

                Es cómico también ver a la gente
exigirle más al gobierno, al parecer ignoran que cuando más le piden al
gobierno, éste más les quita vía impuestos para cumplir sus demandas, no hay
lonche gratis en este planeta. Tenemos que comprender en nuestra mentalidad de
contribuyente que el gobierno en ningún nivel de su estructura es un generador
de riqueza, éste solamente la reparte a conveniencia de sus gobernados cuando
bien nos va.

Es preocupante como el gobierno confunde con los datos que genera, por
ejemplo el de clasificar como “positivo” el aumento de la Inversión Extranjera
Directa. Muchos me tildaran de loco por esta presunción, especialmente los
burócratas que tanto cacarean este huevo. Lo anterior lo escribo basado en que
una gran parte de esa inversión extranjera no esta siendo destinada a crear
nuevas fuentes de trabajo sino a comprar las ya establecidas en México. El
gobierno hasta hoy no ha publicado cifras que indiquen cuanto de los recursos
que han entrado a nuestro país se ha destinado a crear nuevas empresas.

                México esta vendiendo sus
activos productivos al mundo entero y al mejor postor, al paso que vamos pronto
seremos un país de pocos ex empresarios ricos, muy ricos y muchos patrones
multinacionales. La generación de la riqueza la estamos dejando ir porque no
fuimos capaces de retenerla en nuestras manos.

                En este asunto no hay ni bondad
ni maldad, es un simple juego de mercado internacional donde todo, aún las
empresas tiene un precio. Lo curioso será ver el retorno de esos ex grandes
empresarios al ruedo de los negocios, ¿cuantas empresas creará Alfredo Harp ex
propietario de Banamex con los miles de millones de dólares que recibió por su
banco?.

                Veo con preocupación la falta de
cultura empresarial en nuestro medio, los viejos agro titanes que hicieron sus
negocios en base a las actividades primarias y los fueron multiplicando a otros
sectores de la economía están hoy algunos de ellos retirados y otros ya
fallecieron.

                Muchos de sus descendientes
venden hoy los activos productivos creados por sus abuelos y padres a empresas
nacionales o extranjeras, el afán de competir esta ya muy devaluado y prefieren
la comodidad de convertirse en casa-bolseros o inversionistas en busca de
mejores tasas.

                Que decir de la vieja noción de
creación de empleos, esto ya está también muy fuera de moda, la función social
de la empresa está en el olvido, su primordial y único fin es la creación de
riqueza y utilidades, aún si así nos llevamos a los empleados de por medio.

                Necesitamos recuperar el
espíritu empresarial, sacar la casta por las generaciones que vienen, pensar en
la empresa como una organización al servicio de la sociedad, que crea empleos
bien remunerados y satisfactorios para la comunidad, que no contamine a las
personas y al medio ambiente que nos rodea, que sea generadora de entrenamiento
y educación constante y que cierre el circulo con una utilidad que se derrame
en riqueza para sus propietarios, administradores y colaboradores.

                Este trabajo debe de comenzar en
las aulas universitarias, el ser empleados ya no debe de ser una prioridad de
los egresados sino en sus mentes debe de inculcárseles el valor de ser
empleadores y generadores de empresas altamente productivas y plenamente
humanas.

                Por el lado de los empresarios
que aún persisten en su labor, ya hay esfuerzos concretos de organizaciones
para enfocarlos mas hacia la formación social integral de su persona para que
puedan transmitirlo a sus colaboradores, tal es el caso de la Unión Social de
Empresarios Mexicanos, la cual por mas de veinte años ha estado cultivando esta
semilla en los empresarios a través de su Curso de Formación Social.

                En estos tiempos que se
avecinan, donde la globalización abrirá las puertas a la feroz competencia
internacional no debemos de cerrar nuestros ojos hacia ver de frente al reto de
competir y ponernos en igualdad de fuerzas. Los empresarios locales deberán de
apelar a su conciencia para seguir creando empleos.

*Apuntes hechos el 28 de octubre del 2002.

Ya ha sido muchas las páginas y artículos que se han escrito sobre la
desaladora y las posibles soluciones para el abasto de agua de la ciudad de
Hermosillo, todos han opinado, desde expertos, académicos, intelectuales, empíricos,
y hasta los que no saben nada del asunto. Espero que con este artículo no quede
entre estos últimos.

            En días pasados asistí a la plática
que dieron funcionarios públicos a un grupo de ex alumnos del Tec de Monterrey.
En una muy convincente exposición de dos horas, los funcionarios, entre ellos
expertos en hidrología, geología, tecnologías de punta, financieros, política,
etc., lograron convencer a la gran mayoría de que la planta desaladora es la
mejor opción para acabar de tajo el problema del agua en hermosillo para la
eternidad, esto basado en el vasto recurso hidrológico que es el mar.

            La planta desaladora es en
definitiva la mejor propuesta del momento, ya que no hay más de donde aruñar,
no hay agua suficiente en el subsuelo para bombearla a nuestra sedienta ciudad
desértica, no llueve lo suficiente para llenar nuestras presas, y para el colmo
de los colmos hasta el agua sucia de los drenajes ya tiene dueño y esta
politizada, dándole al traste a cualquier proyecto para limpiarla, purificarla y
tomarla.

            Aún con estas desgarradoras verdades
sobre la seca realidad de Hermosillo, miles de ciudadanos, personas que saben y
que no saben sobre agua y cuencas hidrológicas, se oponen a esta solución. La
razón principal radica en el miedo a la corrupción, al manoteo como diría la
raza.

            Ante tales cuestionamientos lo
primero que aflora es la naturaleza misma del financiamiento de la planta
desaladora, la cual costara la nada detestable suma de dos mil millones de
pesos. Este dinero no saldrá de las arcas del gobierno, en ningún nivel, sino
que será financiado por capital de origen español. Así pues los funcionarios
asistentes a la platica arguyeron que de esta forma era imposible que surgiera
cualquier viso de corrupción, ya que el dinero no será público sino privado.
Aquí comienza lo raro.

            Se estima y los funcionarios lo
mencionaron, que el estudio, sólo el estudio, para presentar una propuesta al
gobierno costaba alrededor de medio millón de dólares o aún más. Para la planta
desaladora entraron inicialmente a la pelea por este gran pastel doce empresas.
De las doce empresas o conjuntos de empresas, la gran mayoría de ellas
trasnacionales, sólo una logró reunir todos los requisitos y pasar todas las
trabas burocráticas que presupone un gran proyecto como éste.

            Es lógico, muchos de ustedes
pensarán, que sólo una empresa ganaría, pero en este caso sólo una empresa
logró presentar el presupuesto y la propuesta completa, las demás se quedaron
misteriosamente en el camino, y sin ninguna explicación de por medio por parte
de los funcionarios. Así pues sólo una empresa, en este caso Unión FENOSA,
“ganó” la convocatoria pública para un proyecto privado. Las otras once dejaron
inconclusos estudios que ya les habían costado mucho dinero. ¿Raro no?

            Aún con la respuesta de que el
dinero no es publico sino privado, y que no se puede prestar a malversaciones,
la planta desaladora será pagada por los consumidores de su agua en un plazo de
veinte años. Es decir, el costo de esta se puede inflar para lograr una
licitación favorable, y aun así será pagada por el respetable ciudadano
consumidor de agua, a un precio que todavía no se establece ni se marca claro,
sujeto al costo de los insumos internacionales, al vaivén de la moneda, al
costo de la energía eléctrica e inflación. Y la empresa inversionista téngalo
por seguro no va a perder ni un solo centavo de su inversión.

            ¿Porque las otras once compañías no
lograron llegar a la recta final de la licitación?, es una pregunta que debe de
ser contestada con claridad y que en caso de no resolverse requiere de una
investigación profunda, por lo menos periodística.

            Otro punto en contra es la
localización de la planta misma, actualmente en el proyecto esta contemplada su
localización a aproximadamente ciento treinta kilómetros de la ciudad, hacia la
costa de Hermosillo. Una pregunta que afloró en varios de los asistentes es:
¿Porque no Guaymas?. Si una planta desaladora se sitúa en Guaymas, solucionaría
en parte los problemas económicos de ese puerto, y lo más importante, solucionaría
los problemas de agua potable de por lo menos cuatro ciudades, entre ellas
Hermosillo, Guaymas, San Carlos y Empalme, desarrollando así un corredor
Turístico-Empresarial entre Guaymas y Hermosillo. Además con la utilización
inversa del hoy tan peleado acueducto Yaqui-Guaymas, hasta se puede surtir en
un futuro la demanda de agua de estas regiones más al sur.

            Por último, a la par del problema de
abasto de agua en nuestro desértico panorama también hay el problema de abasto
de energía eléctrica. Este problema no es aislado de nuestro país, vemos como
hay recortes de energía en muchos países del mundo entre ellos Estados Unidos.

Una planta desaladora consumirá decenas de megawatts por hora, y las
bombas que subirán el agua a doscientos metros sobre el nivel del mar también
consumirán bastante energía. ¿De donde la sacarán…? ¿De la nueva planta de
ciclo combinado construida también por Unión FENOSA?, ¿Y si sube el precio del
Gas Natural con el que se opera la planta de energía, subirá el del agua
potable también?

Hermosillo esta sediento, y su sed tiene que ser aliviada en un proyecto
de grandes magnitudes como la desaladora, pero este proyecto al ser pagado en
un futuro por los ciudadanos requiere de transparencia y efectividad. Los
ciudadanos ya estamos hartos de ver a funcionarios misteriosamente enriquecidos
por oleadas en cada sexenio que ha concluido. Unos con magnos proyectos
carreteros, otros con magnos proyectos urbanos.

El proyecto de la desaladora deberá de ser puesto en consideración junto
con las propuestas de los candidatos para gobernador del 2003, no deberá de ser
un proyecto de mitad y final de sexenio porque se presta a muchos malos manejos
y pensamientos. Este proyecto deberá de estar en el bagaje del próximo
gobernador, sea del partido que sea. Más claro que el agua sin sal, nada.

*Escrito publicado el día 6 de septiembre de 2001 en la sección editorial del periódico El Imparcial, en la columna Editorial De Frente.

PD: cási a nueve años de distancia el problema del agua potable en hermosillo no ha sido resuelto. Y hoy se pone a consideración de nuevo una planta tratadora de agua de mar para resolverlo. Hay muchas aristas y muchos problemas que resolver que todavía a 9 años de la propuesta de FENOSA no se han resuelto.

            https://i.oem.com.mx/cc45a5ed-d9a3-492c-a6aa-634e7fbec2d5.jpgHace mas de una década el IMSS puso
una carnada a la cual muchos peces asistieron gustosos a comer de el
la, las
guarderías subrogadas. Este instituto no podía seguir invirtiendo en un
problema, las guarderías eran muy costosas y riesgosas en su operación, además
el sindicato y las prestaciones que exige es un lastre muy pesado que no
permite al IMSS involucrarse en proyectos nuevos donde tenga que contratar
mucha gente.

            Al canto de las sirenas acudieron
cientos de empresarios mexicanos, cabe mencionar que a pesar de ser un negocio
redondo en donde tanto el proveedor, el cliente y el usuario final ganaba, no
era un esquema totalmente sencillo, había que cumplir con miles de exigencias
tanto de seguridad como de acondicionamiento de instalaciones, tramitología,
permisos y una larga lista de requisitos. Aun así muchos cumplieron cabalmente
con su parte.

            Los datos son contundentes, se
atienden en guarderías a 140,000 niños al día, eso significa casi el mismo
numero de trabajadores que están recibiendo este servicio. Al IMSS le cuesta
2.53 veces más el tener un niño en una guardería propia que en una subrogada.

            Por otro lado la oferta creciente
del esquema de guardería subrogada propicio que se dieran servicios extras al
derechohabiente, tal como mayores horas de atención a los infantes, lo que se
refleja en mayores horas extras laboradas y un mejor ingreso en la familia.

            También hay cosas que son poco
medibles pero bien notables, las guarderías subrogadas tienen instalaciones de
primer mundo, bien iluminadas, excelentemente aclimatadas con refrigeración en
verano y calefacción en invierno, con un mobiliario que por reglamentación
tiene que reponerse cada cierto tiempo. En cuanto a la educación, los niños
están atendidos por educadoras y maestras especializadas con estudios y
constantes cursos de actualización.

            Algo de vital importancia es el
aumento en el nivel de nutrición de los niños, las guarderías cuentan con
nutriologas que están al pendiente de la calidad de los alimentos y bebidas y
en crear un menú que satisfaga y eleve la calidad de alimentación de muchos de
estos niños, calidad que difícilmente alcanzan en sus hogares. Y no solo es el
desayuno, sino muchas veces las tres comidas del día.

            En suma, las guarderías subrogadas
nos proporcionan a un niño bien educado, bien alimentado y bien cuidado, un
mejor mexicano en potencia. En contraparte se tiene a un trabajador contento y
en paz al saber que su hijo es bien atendido.

            El problema hoy es que el IMSS quiere
acabar de un plumazo con todos los avances que se han tenido en esta materia,
hoy se propone negociar los contratos que con anterioridad venían aumentando
conforme la inflación, decretando una disminución en el pago por niño a las
guarderías subrogadas y sugiriendo recortes tanto de personal, horas de
atención y calidad en los alimentos.

            El IMSS esta en serios problemas
económicos pero es una injusticia que busque recortar donde no debe, el
servicio de guardería es algo que ya es cobrado a todos los empresarios
mexicanos, este servicio nos cuesta el uno porciento del salario base de
nuestros trabajadores, sea hombre o mujer.

            En lugar de reducir por un lado se
deberían de aumentar el numero de guarderías subrogadas que prestan sus
servicios, y por otro se debería de buscar una legislación que proteja a estas
guarderías que hoy por hoy no están operando de manera ilegal. La ley no
contempla los servicios de subrogación lo cual da un marco legal endeble y
muchas veces provoca que los dueños de estos negocios se vean presionados por
burócratas y trabajadores del IMSS debido a la inseguridad jurídica con la que
persisten.

            El IMSS esta hoy jugando con fuego y
deberá de tener mucho cuidado de no hacer estallar un nuevo problema social ya
que esta pegando en lo mas preciado del mexicano: Sus hijos y su familia.

 

*Articulo publicado en la sección editorial del Periódico el Imparcial el día 4 de Febrero del 2003. En la Sección editorial De Frente.

PD: 6 años con 4 meses después sobrevino la tragedia de la guardería ABC, podría esta tragedia verse prevenido con mayores recursos para las guarderías subrogadas y por ende mayores controles y exigencias por parte del  IMSS?